8 ene. 2015

#JeSuisCharlie

  Si bien no suelo hacer uso de este espacio para hablar de política y cosas relacionadas con el mundo de ladrones que nos rodea, esta vez me gustaría hacer una gran, gran, GRAN excepción.
     Como sabrán, ayer, 7 de enero, la ciudad de París, Francia, sufrió un atentado terrorista, que dejó al menos 12 muertos y tres heridos de gravedad. Más allá del hecho, (acá no estoy para dar la noticia. Si desean más información, Google es su amigo) hoy vengo a pedirles a todos aquellos fanáticos de las caricaturas, del arte, de la escritura, de la libertad de expresión, que por favor no se rindan. No dejen de hacer lo que más aman, solo porque ocurrió esto. Si, es cierto, hay una cuestión musulmán de por medio, y todos sabemos como son las personas pertenecientes a dicha religión. No podemos pedir que se retracten de eso, porque no solo no serviría de nada, sino que además, ellos no lo entenderían. No sé si hay que eliminarlos del país, del mundo o de lo que sea, pero creo que lo principal es no hacerse para atrás. Tenemos que entender que es humor negro (aunque francamente no es mi estilo preferido), por lo que hay gente que disfruta de eso. Grandes ejemplos son Los "Simpsons" y "South Park".
     Desde acá repudio totalmente lo ocurrido en el pueblo francés. Lo único que rescato es como la gente se unió por una misma causa, si, la gente, porque fue una movida mundial, #JeSuisCharlie, no fue solo un trending topic en Twitter, fue mucho más que eso, fue la voz de un pueblo, de varios países que no toleran acciones de este tipo.
     Leí por ahí, en Internet, algo que decía así: "Se ha puesto tan serio el mundo que el humor es una profesión de riesgo." Me gustaría corregir esa cita por algo así como: "ser humano se ha convertido en una profesión de riesgo". No hace falta ser artista, periodista o escritor para dar un punto de vista, emitir una opinión, hace falta ser humano, tener una idea, un concepto de algo. Hoy atacó al humor, mañana atacará a otra cosa. Lo importante acá es no dejar de escribir, que el miedo no invada, y por sobre todas las cosas, demostrar que todavía existe la libertad de prensa. A seguir escribiendo y dibujando, que el arte no se hace solo, mucho menos el humor.
Hoy todos tenemos que estar más unidos que nunca. Hoy todos somos Charlie Hebdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario